ARTE PREROMÁNICO

  • “Ermita de San Román de Moroso (Bostronizo, siglo X)

Se trata de una de las pocas muestras del arte mozárabe en la región y la única en el municipio de Arenas de Iguña. La primera noticia que se tiene de este templo aparece en un documento que data del año 1119, cuando la reina Doña Urraca la donó al monasterio de Santo Domingo de Silos. Formaba parte del conjunto monasterial de Moroso, que tuvo gran importancia en la Alta Edad Media.
Arquitectónicamente hablando, el templo consta de una sola nave. La puerta principal en forma de arco de herradura, se encuentra orientada al norte, algo poco habitual. En el centro del ábside posee un pequeño vano en forma de ojo de herradura y enmarcada por una cruz patada. Cabe destacar su decoración, como los modillones florales que decoran los muros. La espadaña en arco de medio punto es de construcción superior, probablemente del siglo XVIII.
Durante las labores de restauración se descubrió en las inmediaciones una necrópolis altomedieval.

ARTE ROMÁNICO

  • Iglesia de Nuestra Señora de La Asunción (Helecha – La Serna, siglo XI)

Es uno de los templos románicos más antiguos de Cantabria. Desde el siglo XII perteneció a la Orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén, cuya función en esta zona era la de controlar la ruta del valle del Besaya, que unía Castilla con la costa cantábrica y que en aquella época era muy transitada por peregrinos y comerciantes.
Desde su construcción, el templo ha sufrido numerosas reformas: en el siglo XV se le añadió la capilla y se amplió la nave hacia los pies, eliminándose los muros de construcción románica.
La puerta de acceso, de arco apuntado y con una sencilla decoración, se encuentra en el muro oeste. Sobre la misma se sitúa una ventana en forma de óculo y como remate, una espadaña con doble tronera de arco apuntado. Los restos de la época románica se reducen al ábside mayor, de planta semicircular, en cuyo alero del muro exterior se encuentran una hilera de canecillos de lóbulos sin decorar, de tradición mozárabe. Este ábside está cubierto con bóveda de cañón, precedido de un barco triunfal de medio punto con capiteles sencillos. En el capitel del lado del evangelio se observan una especia de volutas grabadas que podrían tratarse de alguna forma vegetal. Los cimancios de ambos capiteles llevan decoración de medias palmetas.

  • Iglesia de San Juan (San Juan de Raicedo, siglo XII)

 

Perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén y fue declarada Bien de Interés Local en la categoría de Inmueble en 2002. Consta de una sola nave rectangular y de ábside semicircular y sus vanos son estrechos. En su origen, la puerta de acceso principal se encontraba en el muro norte, algo poco común en el románico, y la única explicación lógica que se le puede dar a este hecho es que quizás el núcleo del pueblo se encontrase en esa dirección. Se le hicieron varias modificaciones: en el siglo XVII se agregó una capilla que cubre parte del muro sur y del ábside y un porche que cubre la actual puerta de entrada situada en el muro sur. En el S. XVIII se modificó la espadaña.
De su interior cabe destacar el retablo central del siglo XVII y los retablos laterales barrocos del siglo XVIII.

ARTE GÓTICO

  • Ermita de Santa Lucía (Arenas de Iguña, siglos XIV-XV)

Se trata de una construcción de planta rectangular con nave y ábside también rectangular y tejado a dos aguas. Está construida en piedra de sillería labrada y el muro en el que se sitúa el ábside carece de vanos.
De su interior destaca la escultura gótica de la mitad del siglo XV de la Virgen de la Magdalena.

 

 

  • Iglesia de Santa María (Cohiño, siglos XV-XVI)

Está formada por una planta de una sola nave y ábside cuadrado y cubierta a dos aguas. La puerta de acceso principal se encuentra situada en el muro norte.
Del interior cabe destacar un sencillo retablo barroco del siglo XVIII y una pila bautismal de piedra labrada cuidadosamente decorada.
Esta iglesia se encuentra rodeada de un muro con varias cruces de piedra, características de los Vía Crucis. Sobre uno de los muros podemos ver una tapa sepulcral medieval.

ARTE NEOCLÁSICO

  • Iglesia de San Jorge (Las Fraguas, siglo XIX)

Fue mandada construir como capilla-panteón en 1890 por los Duques de Santo Mauro sobre las ruinas de una ermita medieval. Su particularidad es que fue construida como un templo romano con 40 columnas de orden corintio. Es por esta razón que es conocida popularmente como El Partenón, siendo además uno de los pocos edificios neoclásicos de toda Cantabria y el más importante. Consta de arquitrabe, cornisa de billetes y frontón triangular.
Fue donada por los Duques al pueblo para servir como iglesia parroquial.

OTRAS IGLESIAS, ERMITAS Y CAPILLAS

Además de estas iglesias y ermitas que son las más significativas existen muchas más en todo el municipio:

  • Ermita de Santa Águeda (Santa Águeda, siglo XV)
  • Ermita de Nuestra Señora del Moral (Braña del Moral, siglo XVI)
  • Iglesia de San Pedro (Pedredo, siglo XVII)
  • Capilla del Cristo de Mesones “Capilla de Los Lomas”. Privada. (Arenas, siglo XVII)
  • Ermita de San Roque (Cohiño, siglo XVII)
  • Capilla de Nuestra Señora del Carmen (Las Fraguas, siglo XVIII)
  • Iglesia de San Vicente (San Vicente de León, siglo XVIII)
  • Iglesia de San Esteban (Arenas de Iguña, siglo XIX)
  • Iglesia de Santa Eulalia (Bostronizo, siglo XX)
  • Ermita de San Antón (Arenas de Iguña)
  • Iglesia de San Cristóbal (San Cristóbal)
  • Ermita de Santa Ana (Los Llares)
  • Capilla de San Antonio (La Serna)