Al final de esta página verás un enlace desde el que te puedes descargar un mapa en formato *.pdf de alta resolución de las rutas del municipio.


RUTAS POR EL MUNICIPIO DE ARENAS DE IGUÑA

 

  1. RUTA ARQUEOLÓGICA EL CANTÓN, ESPINA DEL GALLEGO Y CILDÁ


Nevada en ”La Serna”

Nuestro camino siempre ascendente se inicia en el pueblo de la Serna, una vez cruzando el puente sobre el río Besaya giramos hacia la izquierda hasta encontrar el inicio de una pista que tomamos a la derecha, por la cual ascendemos en dirección a nuestro destino; cabe la posibilidad de atajar y adentrarnos en el bosque siguiendo el viricuetoso Sendero del Regato Ruvalle, que concluye un poco más arriba en la misma pista por la que continuamos hasta la Panda y de aquí al cruce de pistas próximo al Midiajo Helguera o la Guariza y la Fuente los Escalerones, desde aquí nos dirigimos siempre ascendiendo en dirección sur hasta el cortafuegos que se aproxima a la Braña de la Redonda, pasando antes por el Campamento Romano del Cantón; campamento de asedio al Castro Cántabro de la Espina del Gallego y situado en la divisoria de los Municipios de Arenas de Iguña y Molledo, oteamos desde aquí al nordeste la Espina del Gallego y al Sudeste Cildá, ascendemos hacia la primera para descubrir los restos del antiguo Castro Cántabro en ella asentado y luego por un camino en ladera ascendente a Cildá, también Campamento Romano de Asedio a la Espina del Gallego, pasando antes por la cabaña pastoril de Extremedo.

 

Distancia: 12,4 km

Duración aprox.: 4h 30’

Desnivel positivo: 1034 m

Desnivel negativo: 171 m

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: alta

 

  1. EL ROMÁNICO: SAN JUAN DE RAICEDO – HELECHA

 

El itinerario propuesto forma parte de otro más amplio que permite conocer el Románico disperso por el Valle de Iguña.

Iniciamos en nuestro caso la ruta en el pueblo de San Juan de Raicedo, no sin antes contemplar su bonita Iglesia Románica, dedicada a San Juan, desde aquí seguimos la carretera en dirección a Arenas, contemplando antes de cruzar el puente la pequeña Ermita dedicada a San Antón, cruzamos el puente sobre el río Besaya y viramos a la izquierda, para proseguir por la margen del río en dirección sur hasta encontrar la Capilla en honor a Santa Lucía, proseguimos en la misma dirección encontrando la Capilla conocida como del Cristo de los Mesones, continuamos hasta la Iglesia patronal en honor a San Esteban y de aquí hacia la Serna encontrando a su entrada la Capilla de San Antonio, desde donde nos dirigimos al Puente sobre el río Besaya, lo cruzamos y giramos hacia la derecha llegando a Helecha o Elecha donde contemplamos su Iglesia Románica datada en el siglo XII en honor a Nuestra Señora. Podríamos proseguir por la margen izquierda del río hasta Helguera y de aquí a Silió, donde el Románico también está presente.

 

ITINERARIO CULTURAL

Distancia: 3,5 km

Duración aprox.: 0h 45’

Desnivel: 42 m

Tipo de recorrido: lineal

Dificultad: baja

 

 

  1. ERMITA MOZÁRABE DE SAN ROMÁN DE MOROSO

 

Desde el extremo norte del pueblo de Bostronizo iniciamos el descenso por una pista forestal que nos conducirá a nuestro destino, al poco de iniciado el mismo encontramos un área recreativa donde acopiar fuerzas, aunque no serán necesarias muchas, pues nuestro objetivo se alcanza siempre cuesta abajo. La ruta discurre por una pequeña zona boscosa donde destacan los robles y las plantaciones de pinos y eucaliptos. Proseguimos la ruta zigzagueando entre prados al principio y arbolado en la parte final hasta llegar mediante un desvío hacia la izquierda a la campa arbolada donde se esconde la ermita de San Román de Moroso, ejemplo único de estilo mozárabe en Cantabria. Construida en el siglo X, esta pequeña y genuina ermita está declarada Bien de Interés Cultural. El templo consta de una sola nave con una portada de entrada principal de arco de herradura. Destacan los modillones de lóbulos, adornados con cruces esvásticas, discos solares y flores de cuatro y seis pétalos. En su interior tiene otro arco triunfal en herradura que da acceso a un pequeño ábside, donde se abre una ventana enmarcada en cruz patada. La espadaña es posterior, probablemente del siglo XVIII. En torno al eremitorio se descubrió una necrópolis altomedieval con tumbas de lajas y enterramientos en sarcófagos.

 

Distancia: 3,9 km

Duración aprox.: 1h 30’

Desnivel positivo: 205 m

Desnivel negativo: 41 m

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: baja

 

  1. RUTA PEDREDO – CASTRO PEPÍN

 

Desde el pueblo de Pedredo nos dirigimos a su barrio de Cuyarriba, el cual dejamos atrás para continuar por una pista que nos aproxima a nuestro destino, subimos una ligera varga de pendiente continua, que antes de culminar en la raya con Cieza hemos de abandonar para torcer a la derecha, rodeamos una pradería que una vez rebasada nos conduce a nuestro destino y dirigimos nuestros pasos fijándonos en el punto culminante del cotero, asomado sobre el punto estratégico que constituye el paso de la media hoz, abierto por el río Besaya.

Aquí nos vamos a encontrar con el yacimiento de Castro Pepín, una pequeña fortaleza de la Edad de Hierro muy bien defendida con una muralla. También pudo haber funcionado como núcleo de habitación, gracias sobre todo a la abundante materia prima que existe a su alrededor para abastecerse. Se encuentra situado en un pequeño espolón, donde son muy visibles los lienzos de las murallas oeste y el aterrazamiento murado del sector norte, con un alzado visible que llega a los 0,70 metros y una anchura aproximada a 1,50 metros. Al suroeste se puede reconocer una sección rectilínea de varios metros, un grueso muro que sostiene sobre sí una terraza artificial. Muy cerca de este punto, en una zona descubierta de pinos, se observa lo que parece ser la muralla externa del castro, apreciándose unas seis o siete hiladas de grandes lajas de arenisca.

 

Distancia: 3 km

Duración aprox.: 1h

Desnivel positivo: 200 m

Desnivel negativo: 16 m

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: baja

 

  1. RUTA SAN CRISTÓBAL – RODIL

 

La ruta propuesta se inicia en el pueblo de San Cristóbal, pueblo perteneciente a la Junta Vecinal de Riovaldeiguña, desde donde ascendiendo por pindias y antiguas camberas entre prados donde pacen entre otras las vacas tudancas, alcanzamos la pista que nos conduce a nuestro destino. La pista atraviesa el bosque Rodil y Bustantigua y desde ella se obtienen unas magníficas vistas de la cuenca baja del río Los Llares, todo mientras se va ascendiendo cómodamente hasta el destino. El visitante recorrerá durante su camino frondosos bosques con robledales o cagigos, acebos y un hermoso hayedo, pudiendo encontrar también algunos tejos en su camino. Las grandes masas forestales que hay en esta zona son propicias para el refugio de la fauna, siendo bastante habitual ver corzos o escuchar venados por la zona. Antiguamente estos montes también fueron refugio de osos, desafortunadamente hoy ya desaparecidos.

Podemos, una vez disfrutado el bosque, retroceder lo andado para retomar a nuestro destino o si no convertir nuestra ruta en circular, continuando el ascenso por la misma pista que vinimos, hasta encontrar la carretera por la que descender hacia los Llares, no sin antes descansar en el área recreativa de Prauco. También se puede iniciar la ruta en Pedredo, coincidiendo en sus inicios con la que se dirige al Castro Pepín

 

Distancia: 7 km

Duración aprox.: 2h 25’

Desnivel positivo: 570 m

Desnivel negativo: 172 m

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: baja-media

 

  1. CAMINO VIEJO DEL MORAL

 

Desde el pueblo de los Llares iniciamos una de las múltiples rutas que en él se pueden emprender. En este caso la ruta elegida asciende a la braña del Moral utilizando un camino histórico de tradicional uso ganadero hasta llegar a la ermita del Moral, que se sitúa a 1.050 m. de  altitud. Por el viejo camino empedrado de nuestra ruta antaño transitaban animales, personas e incluso carros.

Accedemos a la ruta desde la pista que parte un poco más abajo del mirador de las Pajariegas en la carretera hacia Brenes o desde el final del pueblo antes de cruzar el puente sobre el río los Llares. Caminamos en este último caso por la derecha del mencionado río y siguiendo la señalización existente, poco después de media hora de camino encontramos el arroyo de las Cortes, continuando por la derecha del mismo seguimos el ascenso hasta encontrar el regato de la Maza, lo cruzamos mediante una autóctona pasarela de madera y proseguimos el ascenso hasta encontrar una bifurcación, donde un poste indica: Braña del Moral hacia la derecha, caminamos en la dirección indicada, hasta encontrar el regato del Portalón, antesala de la Ermita y Campa del Moral, donde el sábado siguiente a Nuestra Señora se celebra la fiesta de su Patrona, congregándose allí vecinos de los Valles de Cabuérniga, Cieza e Iguña.

 

Distancia: 10 km.

Duración aprox.: 3 h 40’

Desnivel positivo: 870 m.

Desnivel negativo: 140 m.

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: media-alta

 

 

 

 

 

  1. RUTA CUCHÍO – MORAL

 

Se trata en esta ocasión de una ruta abrupta como lo puede ser el ascenso “a plomo”, que se dice, por una vertiente de aguas.

Al igual que en otras rutas, el pueblo de Los Llares es el punto de partida de la ruta. Desde aquí cruzamos el puente sobre el río del mismo nombre y en la siguiente entrada a la derecha, abandonamos la pista que se dirige a Joyancón, ruta también señalizada que recomendamos realizar en otra ocasión. Otra de las alternativas que recomendamos, es comenzar la ruta desde el mirador de Las Pajariegas.

En nuestro caso, continuamos por el camino indicado que, al principio totalmente llano, nos conduce al inevitable ascenso. La subida consiste ni más ni menos que en ascender sin engaño por lo más abrupto de la Manzana, sin más objetivo que el horizonte próximo, el Pradón, las Cuestas, Peñas Negras, la Manzana, Cacedio con su cabaña y un poco más allá, nuestro objetivo la Braña del Moral.

 

Distancia: 7 km.

Duración aprox.: 3h 10’

Desnivel positivo: 850 m.

Desnivel negativo: 110 m.

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: media-alta

 

  1. RUTA CUCHISECOS – LA PLANA – JOYANCÓN

 

Desde Los Llares, por la pista del final del pueblo desde la que comienzan varias rutas, ascendemos sin abandonarla siguiendo por la izquierda en la primera bifurcación y tomando altura sobre el río del mismo nombre que discurre por nuestra derecha cada vez más hondo.

Llegamos hasta l’Aceitería donde volvemos a compartir nivel, identificamos l’Aceitería al pasar un pequeño puente situado en la pista por la que caminamos. Una vez aquí estamos cerca del inicio del ascenso por Cuchisecos, sendero que discurre zigzagueante próximo a las carboneras donde antaño se elaboraba el carbón vegetal, avanzamos por la vertiente de aguas entre robles y hayas hasta poco antes de la Plana, braña a la que se llega continuando el mismo sentido de la ascensión una vez finalizado el bosque, alcanzada la Plana giraremos hacia la derecha y siguiendo las curvas de nivel caminamos en ladera hasta la conocida como Cabaña del Marqués, escondida en un acebal y próxima a un bebedero donde podemos descansar antes de iniciar el descenso dirigiéndonos hacia las piedras blancas, pasando al lado del la cabaña de Benigno y de aquí cambera abajo hasta Joyancón, donde retomamos la pista que de nuevo nos conducirá a los Llares.

 

Distancia: 7 km.

Duración aprox.: 3h 15’

Desnivel positivo: 650 m.

Desnivel negativo: 440 m.

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: media

 

 

 

  1. RUTA SAN VICENTE DE LEÓN – OBIOS

 

La ruta tiene como punto de partida San Vicente de León y asciende a dos de los picos más representativos de Arenas de Iguña: El Navajo y Obios. Lo más característico de la ruta van a ser las extensas brañas, donde es frecuente ver abundante ganado pastando, sobre todo vacas en los meses de verano y caballos casi todo el año. Recorre una zona de monte bajo que está siendo conquistada de manera natural por robles, un magnífico ejemplo de expansión de la vegetación atlántica. Al final del pueblo de San Vicente de León, un lavadero y un bebedero nos indican el camino a seguir. Este se inicia pasando unas portillas metálicas, continuamos por la izquierda en la siguiente bifurcación y seguimos ascendiendo hasta otro desdoble del camino en una curva pronunciada donde también giramos a la izquierda, proseguimos y damos vista al caserío de la Bariza. Otra vez seguimos por la izquierda y continuamos hasta la cumbre donde de nuevo giramos por la pista de la izquierda que ya no abandonaremos en todo su tránsito por las laderas de Navajo y Peñarrobla, antes de llegar a los Cantones, desde donde continuamos hacia Obios, dejando a la izquierda la pista que desciende a Pujayo. Desde ambos picos se obtienen unas vistas privilegiadas de la zona. Desde el Navajos se controla la totalidad del valle de Iguña y desde Obios también el valle de Cabuérniga.

 

Distancia: 10 km

Duración aprox.: 3h 20’

Desnivel positivo: 865 m

Desnivel negativo: 125 m

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: media-alta

 

  1. RUTA LOS LLARES – LA SERRULDÁ

 

Desde Los Llares, una vez más por la pista del final del pueblo, continuamos en la primera bifurcación por la izquierda, dejando que el río se ahonde y sin abandonar la pista hasta la siguiente bifurcación próxima a l’Aceitería.

Durante la ruta disfrutará de la exuberante vegetación de ribera complementada con extensos robledales, además de los característicos bosquetes de acebos que tan habituales son de ver por esa zona. En la bifurcación de l’Aceitería giramos a la izquierda para ascender por otra pista más empinada en dirección a San Vicente de León, alcanzando el caserío de La Bariza. Se trata de una zona más o menos llana, dedicada a los cultivos, llamada La Campiza. También son frecuentes en esta zona los bosques de castaños que además gozan de fama por su calidad. Continuamos el ascenso por la pista asfaltada hasta encontrar en el alto una bifurcación eligiendo de las dos que giran a la izquierda la que desciende encontrando al poco un corral de ganado, lo que nos indica que vamos por el camino adecuado. Es una zona de monte bajo que ha sido conquistada de manera natural por los robles, un magnífico ejemplo de expansión de la vegetación atlántica. Asimismo en el último tramo también es significativa la abundancia de acebos. Continuamos por el camino hasta encontrar la braña de La Serruldá, una braña rodeada de una masa forestal de acebos y con una caseta de pastoreo muy conocida por la zona.

 

Distancia: 7,5 km

Duración aprox.: 2h 40’

Desnivel positivo: 580 m

Desnivel negativo: 104 m.

Tipo de recorrido: travesía

Dificultad: media


Mapa de rutas del ayuntamiento de Arenas de Iguña